viernes, 23 de diciembre de 2016

Año nuevo en Cuba!!!!!



Los cubanos esperan cada 31 de diciembre, y con él la llegada de un nuevo año, en reuniones familiares y en compañía de amigos, con intercambio de abrazos y buenos deseos, al filo de las 12 campanadas preludio de los 12 meses que recién comienzan.
Desde mediada la tarde, la reunión empieza animarse mientras el aroma del cerdo asado en el horno  anticipa el disfrute de la cena nocturna, acompañada del típico congrí de frijoles negros, yuca con mojo o tostones (plátano verde en rodajas, pasado por manteca caliente, luego aplastado con un mortero y devuelto a la grasa ardiente para dorarse), ensalada de tomates, lechuga fragante y ajiés pimientos asados.
Entretanto avanza en la cocina la cena, los futuros comensales organizan partidos de dominó  -el juego de mesa  favorito de los cubanos- intercambian recuerdos, propósitos y metas para el 2017, escuchan sus boleros preferidos y rememoran  las experiencias vividas.
Algunas amas de casa se aventuran a preparar aperitivos poco usuales como la berenjena cortada en cuadritos (con su cáscara), puesta en cocción lenta en una cazuela ligeramente untada con aceite de oliva para que se cocine en su jugo sin desmenuzarse. Luego la sirven con un rocío de cebollas ralladas, puestas previamente en agua para que pierdan un poco de su saber picante.
Eso, junto a lascas pequeñas de queso, para que los comensales incentiven su apetito y, a la vez, lo preserven para la sabrosa cena que los aguarda. El lechón espera, en tanto, paciente. Pronto será el rey de la mesa.
Una vez concluida la cena, el tic tac del reloj mantiene en vivo a los comensales. Luego el clamor: Bienvenido 2017.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Halagar el paladar



En estos días de laboreo doméstico extra, con motivo de las fiestas de fin de año, viene bien una breve pausa, en medio del trajín diario. Nada mejor para eso que prepararnos un batido energético que, además de halagar el paladar, nos proporciona unos minutos de descanso reparador.
La receta es sencilla: un vaso de leche, tres cucharadas de trigo, una cucharada de miel, medio platanito cortado en rebanadas y hielo. Licuar la mezcla durante un minuto y verterla en un vaso grande.
Como la vista suele anticipar el disfrute de los sabores, se puede adornar el contenido con dos ramitas finas de canela. O, mejor aún, con canela en polvo, lo cual le añade, al degustarlo, un matiz nuevo. No olvidar que la canela contribuye disminuir el agotamiento.
Quienes han probado esta receta aseguran que, además de borrar el cansancio, despierta un nuevo entusiasmo e incluso ideas para agilizar las tareas o imaginar un  plato con que halagar a familiares e invitados. Puedes compartirla con tus amigos. Verás cómo te lo agradecen.

jueves, 8 de diciembre de 2016

Dominó, el juego favorito de los cubanos




La cita es casi siempre al atardecer. A esa hora en los portales, en los parques de las barriadas habaneras o en cualquier espacio mínimamente disponible, se instalan las mesas para volcar sobre ellas las piezas de dominó, el juego favorito de los cubanos.
Las parejas se alistan para iniciar la primera ronda, mientras las fichas, vueltas hacia abajo, aguardan la mano que las disperse, en bullicioso revoltijo, para que cada jugador elija al azar las suyas y tome posición frente al dúo contra el cual librará la contienda.
Suele ser una batalla apasionada, rodeada de curiosos y aficionados que siguen el juego en silencio o a gritos, discuten y comentan  las incidencias de la partida, como si en ello les fuera la vida. Los lances de los perdedores,  renuentes a aceptar su derrota, son juzgados sin piedad, con humor punzante.
A los desafortunados les queda, como consuelo, el sabor agridulce de una próxima revancha. El desquite, argumentan, está a la vuelta de la esquina. El escenario se repite de uno otro extremo a otro de la isla,  sin distingo de edades o profesiones.
El dominó anuda lazos de solidaridad, complicidad y amistades para toda la vida, en medio de un ambiente de fiesta, sin que lo perturben las discusiones y discrepancias, tan acaloradas como fugaces.
Forma parte de la idiosincrasia nacional y a su seducción no escapan las mujeres, en número cada vez más creciente, a veces más dotadas que sus competidores masculinos.  El dominó se pone más sabroso cuando juegan las mujeres, afirma el pintor Eduardo Roca (Choco).

jueves, 1 de diciembre de 2016

Hasta la victoria siempre!!!!



La Caravana de la Libertad, con las cenizas del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, guarnecidas en una urna de cedro, recorrerá 13 provincias de la isla, escoltada por una multitud de cubanos que lo despiden con un adiós resumido en la frase Hasta la victoria siempre.
El itinerario rememorará, a la inversa, el  protagonizado por Fidel en 1959, cuando llegó triunfante a La Habana, desde Santiago de Cuba, todavía con el aroma de las montañas de la Sierra Maestra, forja y fragua del Ejército Rebelde que, bajo su mando, cimentó un nuevo destino para su patria.
Más de 300 mil santiagueros, junto a otros orientales, le rendirán homenaje póstumo en  la tarde-noche del sábado, en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, y en las primeras horas del domingo acompañarán el traslado de sus cenizas hasta el cementerio de Santa Ifigenia.
Allí , una vez inhumadas, descansaran para siempre donde reposan los restos mortales de José Martí, su antecesor insigne, cuyo sueño de una Cuba libre, independiente y soberana hizo posible Fidel.  El y Martí,  dos héroes tutelares, unidos en un abrazo simbólico.